La importancia de una buena estructura para una instalación solar

estructura paneles solares

Tabla de contenidos

Los tejados no siempre cuentan con la inclinación y orientación necesarias para aprovechar al máximo el potencial de la luz solar, por eso, es necesario contar con un buen sistema de agarre, como son las estructuras. Pero cumplen otra función importante, proporcionar a los paneles la consistencia mecánica adecuada y un buen sistema de anclaje. Por eso, las estructuras solares son imprescindibles.

Seleccionar la estructura más adecuada es labor de un técnico especializado. Hay que tener en cuenta varios factores: donde se va instalar (sobre suelo, sobre tejado, sobre pérgola, etc.) y los esfuerzos a los que va a estar sometido por los agentes atmosféricos como el viento. 

Tipos de estructuras de soporte para instalaciones solares

El desarrollo de equipos estructurales con la más alta tecnología es fundamental para una correcta instalación. Muchas empresas dejan de lado esta importante parte de la instalación, olvidan que, sin una buena elección de estructura, toda la instalación está en riesgo, y en un caso extremo, el riesgo no es solamente del lado económico. 

Las estructuras se pueden clasificar dependiendo del lugar en donde se van a colocar:

Estructuras solares sobre el suelo o cubiertas planas 

Este tipo de estructuras se emplean generalmente cuando se pretende colocar una gran cantidad de módulos fotovoltaicos. Los casos más comunes son las plantas de producción solar o los tejados planos de construcciones públicas. Una de las ventajas de este tipo de estructuras, es la facilidad de montaje. 

En este caso, es importante tener en cuenta que la estructura sobre la que irán ubicados los módulos fotovoltaicos debe permitir que estos estén apoyados e inclinados respecto al ángulo horizontal, de forma similar a como estarían en una cubierta ya inclinada.

La orientación y ubicación de la instalación dependerá del lugar geográfico en el que se encuentre. El cálculo se realiza previamente, ya que también hay que tener en cuenta la orientación del propio suelo. También es necesario tener en cuenta la distancia mínima entre filas de módulos, para que en ningún caso se proyecten sombras entre los módulos. 

En este tipo de estructuras, hay que tener en cuenta el efecto vela, por lo que las estructuras deben estar lastradas, otorgando la máxima estabilidad posible. Las corrientes de viento pueden llegar a levantar o desplazar las filas de módulos, descolocándolas y pudiendo ocasionar problemas muy graves en la instalación. Además, en lugares en los que nieva de forma común, este tipo de estructuras no se recomiendan, ya que pueden generar obstrucciones.

Estructuras solares para cubiertas inclinadas

Las estructuras para instalaciones solares fotovoltaicas en los tejados en la tendencia de construcción en España. Esto es posible porque la mayoría de las cubiertas de viviendas unifamiliares están inclinadas.

El tejado común español está compuesto por teja arábica, por lo que el método de anclaje más extendido es la varilla roscada. Este método consiste en perforar las tejas e introducir unas varillas que llegan hasta la base de la cubierta, quedando enroscadas y fijas. A estas varillas se fija la estructura, limitando completamente el movimiento. Por último se colocan encima los paneles fotovoltaicos.

Si el tejado está compuesto por otro material de mayor fragilidad que una teja, se utilizan ganchos en la estructura de soporte de las placas solares. El procedimiento es más sencillo de lo que parece: se levantan las tejas y se atornilla una parte la estructura directamente a la cubierta, fijándola, para posteriormente volver a colocar la teja por encima. Sobre el lado saliente de esta estructura será donde se apoyarán y fijarán los paneles fotovoltaicos.

Sin embargo, si la cubierta es de chapa ondulada, se utiliza una rosca-chapa. Para ello, se realiza una pequeña perforación en la parte más elevada de la chapa, se introduce la estructura y se enrosca evitando cualquier tipo de movimiento de la estructura, sobre la que se situarán y fijarán los paneles fotovoltaicos.  

¿Cuándo se usan las bases de hormigón para instalar placas solares?

Las bases de hormigón se utilizan cuando las placas solares se instalan en una cubierta plana o directamente en el suelo, es recomendable fijar la estructura metálica de soporte en bases de hormigón para asegurar que las placas solares no se van a mover en el caso de una tormenta, o similar.

Normalmente son piezas prefabricadas de hormigón diseñadas para actuar como soporte en este campo. Simplifican el montaje y abaratan los costes. La propia masa de las piezas de hormigón que ejerce como soporte, entre 50 y 75 Kg aproximadamente según pieza, es la que contrarresta la fuerza del viento y de otros agentes externos.

¿Cuál es la mejor forma de sujetar una instalación fotovoltaica?

Las estructuras para cubiertas inclinadas son las más económicas y sus múltiples ventajas las convierten en una opción ciertamente recomendable. El montaje es rápido y se amoldan perfectamente al entorno para el que fueron adquiridas. 

A la hora de optar por un tipo de estructura u otro lo más conveniente es analizar el lugar donde está prevista su instalación. En este sentido, los espacios perfectos para instalar paneles solares son tejados orientados al sur que cuenten con una inclinación óptima. 

La elección de la estructura de soporte de las placas solares se debe realizar por instaladores profesionales con amplia experiencia en el sector y siempre de acuerdo a normativa y la inclinación y orientación de las placas solares. Llámanos y encontraremos la mejor solución para tu instalación solar fotovoltaica.

estructura paneles solares

Comparte este post en redes sociales

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Abrir chat
¡Háblanos por WhatsApp!