Pago mucho de luz y no estoy en casa

pago mucha luz sin estar en casa

Tabla de contenidos

Estás de vacaciones en la playa o en la montaña, pero tu factura eléctrica sigue trabajando. Aunque estés fuera, hay electrodomésticos que siguen funcionando, continúas pagando una cuota mensual fija por potencia, servicios adicionales contratados con la comercializadora, el alquiler de equipo y los impuestos. ¿Pagas mucha luz sin estar en casa? Te contamos por qué.

Entender la factura de la luz es imprescindible para saber cuánto se gasta por el suministro y por qué motivo. En ella se incluyen todos los términos y conceptos que afectan al servicio, desde los derechos por tenerlo, hasta el importe por gasto energético realizado. Para obtener el importe total del recibo de la luz necesitarás acumular todas las cantidades individuales que se facturan por distintos conceptos. 

¿Cuánto se paga de mínimo en la factura de la luz?

En la factura de la luz, las compañías eléctricas, cobran diferentes conceptos. Algunos de ellos son fijos, por la potencia contratada o los impuestos, y otros variables, como la energía consumida. Para calcular tu factura de la luz y saber cuánto pagas por ella, vamos a explicar en detalle todos los conceptos que la componen. 

  • Importe de potencia contratada.
  • Importe del consumo total a lo largo del periodo de facturación.
  • Servicios adicionales contratados.
  • Impuesto sobre el consumo de electricidad e IVA.
  • El coste del alquiler de los equipos de medida.

Algunos de estos conceptos se aplican de forma fija en la factura de la luz, sin tener en cuenta la cantidad de kWh consumidos. Si quieres saber cuánto se paga de luz sin estar en casa, debes atender a todos estos conceptos fijos. 

Nueva llamada a la acción

Término de potencia fijo

Desde la entrada en vigor de la nueva tarifa 2.0TD, en este apartado se desglosan los siguientes conceptos:

    • Importe por peajes de transporte y distribución.
    • Importe por cargos que cubren los gastos de obtención de energía. 
  • Margen de comercialización fijo. 

Término de consumo

Se calcula en función de los kWh de energía consumida, esta cantidad se multiplica por el precio de la luz en €/kWh fijado por la comercializadora. 

Impuesto eléctrico

Es un tipo fijo que se aplica sobre la suma del término de potencia y el de consumo. 

Servicios añadidos

En este apartado se recogen todos aquellos servicios adicionales que se contratan, como puede ser el mantenimiento, cobertura extra, etc. 

Alquiler de equipos de medida

Si el contador eléctrico del inmueble no es propiedad del consumidor será necesario abonar una cantidad en concepto de alquiler.

Subtotal

Es la suma de todos los conceptos anteriores.

Total

Aquí se hace la suma con el IVA calculado previamente. 

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

¿Es normal pagar 200 euros de luz si no estoy en casa?

Aunque una casa permanezca cerrada, la factura de la luz continúa llegando a final de mes. No mucha gente piensa en el coste inútil que va a generar tu casa mientras estás fuera. Para empezar está el término fijo de la factura, que debes pagar independientemente de cuánto tiempo pases en casa. Pagas por estar conectado a la red eléctrica y da igual que no hayas estado en casa.

¿Y qué hay del término variable? Además de los importes fijos que contiene la factura de la luz, hay muchos aparatos electrónicos o electrodomésticos que consumen luz sin estar en casa. El consumo de los aparatos en modo de espera va más allá de los televisores u ordenadores. También consumen electricidad , los equipos de aire acondicionado, los transformadores que alimentan los focos halógenos y, en general, los electrodomésticos que están siempre enchufados aunque no tengan un piloto rojo.

Reduce tu factura de la luz cuando no estás en casa 

Si teletrabajas no dudamos que será un placer apagar el ordenador y todo lo relacionado con la oficina. Pero, ¿qué pasa con los electrodomésticos? La lista de aparatos a tener en cuenta puede ser realmente muy larga: microondas, cafetera, router, etc. Todos son dispositivos devoradores de electricidad.

Ellos son los culpables del conocido consumo fantasma de una vivienda. Un derroche silencioso que no para por vacaciones. ¿Quieres saber cómo evitarlo? ¡Desenchufa! 

De todos los electrodomésticos, el más importante es el frigorífico. Si vas a estar fuera más de 3 días puedes darle vacaciones a la nevera. Pero si tienes mucha comida, bastará con poner el termostato en la posición de menos frío posible.  Sí puedes desenchufar otros electrodomésticos como la cafetera, el termo eléctrico, tu ordenador, el aire acondicionado, los cargadores de móvil.

Sin lugar a dudas, el mejor truco es usar regletas con interruptor o, directamente, desactivar el cuadro eléctrico. Si de verdad quieres ahorrar, y si puedes desenchufar todo, o al menos en alguna sección completa de tu hogar, no dudes en ir directamente a la fuente.

Nueva llamada a la acción
pago mucha luz sin estar en casa

Comparte este post en redes sociales

Deja una respuesta

Artículos relacionados

¡Háblanos por WhatsApp!