Fuentes de energías renovables: energías para un futuro más sostenible

Fuentes de energía renovables

Tabla de contenidos

Las necesidades del planeta han hecho que las energías renovables se hayan convertido en un pilar fundamental para generar energía sin la creación de residuos dañinos para la Tierra.

Estas energías se caracterizan por ser limpias, inagotables y abundantes. Dependiendo del elemento de la naturaleza del que se toma la energía y su producción, existen numerosos tipos de energías renovables.

Tipos de energías renovables para el autoconsumo del hogar

El grueso de instalaciones las podemos encontrar en grandes parques o terrenos debido a su voluminosidad. Con respecto a las viviendas, las más comunes son la energía solar fotovoltaica y la energía solar térmica, la biomasa e, incluso, instalaciones de energía minieólica o aerogeneradores domésticos.

Energía eólica para el autoconsumo 

La energía eólica es aquella energía que se obtiene al aprovechar el movimiento de las masas de aire. Gracias a las nuevas tecnologías, cada vez es más habitual encontrar sistemas de energía minieólica y aerogeneradores domésticos que favorecen la transformación de esa energía mecánica, producida por el movimiento, en energía eléctrica. 

A la hora de instalar un sistema de energía minieólica o aerogeneradores domésticos en tu hogar, tienes que conocer a la perfección tanto el lugar como las características de los vientos de la zona. Encontrar un buen asesoramiento en energía eólica para el autoconsumo te ayudará a potenciar la creación de energía para tu hogar y ahorrar en tu factura energética. 

La energía minieólica se considera la mejor complementaria de la energía fotovoltaica ya que ambas se complementan para aprovechar al máximo las 24 horas del día en las diversas estaciones.

 

Energía Solar térmica

La energía solar térmica comparte con la energía fotovoltaica su principal objetivo: aprovechar la radiación solar. En este caso, la diferencia está en la propia transformación de energía. Mientras que la fotovoltaica genera energía eléctrica, la térmica, transforma la radiación captada en energía calorífica. 

Su principal uso doméstico está enfocado en cubrir las necesidades de climatización del edificio o la producción de agua caliente. 

 

La energía de biomasa para la producción de energía 

La biomasa aprovecha los restos orgánicos a través de la combustión de la materia, lo que lo convierte en un biocarburante. 

A nivel doméstico, cada vez es más habitual ver calderas que funcionan por biomasa. El contenido energético de la biomasa puede aprovecharse en diferentes procesos de transformación para obtener energía tanto térmica como eléctrica o mecánica.

Beneficios de las energía renovables

Ayuda a luchar contra el cambio climático 

Las fuentes de energía renovables se han convertido en el mejor aliado para luchar contra el cambio climático. Gracias a la ausencia de emisión de gases de efecto invernadero, principal causa del declive medioambiental que estamos sufriendo,  se consideran la solución más limpia y respetuosa con nuestro Planeta.

Fomenta la independencia energética

Una de las principales ventajas es la independencia energética que aporta a los hogares. La generación de energía para el autoconsumo concluye con un destacable ahorro económico en el hogar. 

Además, mirando más allá del propio hogar, la naturaleza autóctona de las fuentes de energía renovables es una ventaja diferencial para las economías locales, ya que no tienen que depender de la importación de combustibles. 

Por ello, cada vez son más las facilidades que aportan, tanto las Comunidades Autónomas como el Gobierno, para apoyar la instalación de sistemas que aprovechen estas fuentes de energía.  

Reduce la incertidumbre económica 

Los costos de la energía abastecida por combustibles fósiles es variable y depende de numerosos factores. En cambio, la producción de energía renovable es previsible y planificable.

Son inagotables 

El carbón, el gas, el petróleo o la energía nuclear son finitas, por lo que depender de ellas puede generar un problema energético mundial. Las fuentes de energías renovables como el sol, el viento o la fuerza del agua, se adaptan a los ciclos naturales convirtiéndose en la solución a las necesidades energéticas de las futuras generaciones. 

Por estas razones y gracias a los avances tecnológicos, las fuentes de energía renovables toman cada vez más presencia en los hogares cubriendo las necesidades de ahorro y consumo energético. 

Fuentes de energía renovables

Comparte este post en redes sociales

Artículos relacionados

¡Háblanos por WhatsApp!