Fuentes de energía renovables más usadas en la actualidad

fuentes de energías renovables

Tabla de contenidos

Las energías renovables son aquellas que se obtienen a partir de fuentes naturales que producen energía de forma inagotable e indefinida. Durante los últimos años su papel ha ido adquiriendo cada vez más relevancia ante la lucha contra el cambio climático. 

Estas fuentes naturales que se utilizan para generar energía pueden ser el agua, el viento, la luz del sol, las mareas, la biomasa o el calor geotérmico. Estas energías se han convertido en parte clave para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en el objetivo de lograr la sostenibilidad del planeta. Pero ¿cuáles son las energías renovables más utilizadas?

¿Qué tipos de energía renovable existen y qué papel juegan?

Las energías renovables se caracterizan por su bajo impacto en el medio ambiente, por ser ilimitadas y autóctonas del lugar donde se desarrollan. Aquellos países con más horas de sol potenciarán la energía solar, mientras que los situados en zonas ventosas optarán por la energía eólica. 

Las diferentes fuentes naturales para generar energía limpia incluyen ocho principales energías renovables: biocombustibles, biomasa, eólica, geotérmica, hidráulica, solar y undimotriz y mareomotriz. La principal diferencia que presentan las fuentes de energía renovables, en contraste con los combustibles fósiles es, como su propio nombre indica, que son “renovables” y, por tanto, capaces de regenerarse gracias a su ciclo natural.

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

La conciencia social por el cambio climático y el cuidado del medio ambiente, los monopolios que encarecen el precio de las diferentes energías necesarias para los hogares, etc.; han promovido el aumento del uso de estas energías. Hay que tener en cuenta que el consumo de unas u otras no es igual en todo el planeta. De hecho, hay países que mantienen una fuerte apuesta por las energías renovables y otros que mantienen una fuerte dependencia de las energías fósiles. 

En España, durante el año 2020, la energía nuclear fue la responsable de la generación del 22,2% de la electricidad en España, justo por delante del 21,9% de la energía eólica. En tercer lugar, el ciclo combinado fue responsable del 17,5% del total generado. A continuación, en porcentajes menores encontramos por orden la energía hidráulica, la cogeneración, la energía solar, el carbón y la energía térmica.

Fuentes de energía de la generación eléctrica en España durante 2020

Los principales tipos de fuentes de energía renovable

El impacto que tienen las energías renovables sobre nuestro entorno se está empezando a notar. Las industrias y los hogares se están adaptando para combatir uno de los principales problemas mundiales. A pesar de esto, no todas las energías renovables dejan la misma huella. Son cinco las fuentes de energía renovable que destacan por su grado de implantación:

La energía eólica 

La energía eólica se obtiene aprovechando la energía cinética producida por el efecto de las corrientes de aire, que las aspas de los generadores. La energía eólica es una de las energías renovables más utilizadas en el mundo. Pese a que encontramos casos de uso doméstico (minigeneradores), lo más normal es ver este tipo de instalaciones en grandes parques eólicos, ya sean terrestres o incluso marítimos.

La energía solar

La energía solar fotovoltaica se obtiene a través de la radiación electromagnética del sol.

¿Cuáles son los tipos de energía solar?

Hoy en día, el calor y la luz del sol pueden aprovecharse por medio de diversos captadores como son las células fotoeléctricas o colectores térmicos, pudiendo transformarse en energía eléctrica o térmica. Hay dos tipos de energía solar:

Energía solar fotovoltaica

Corresponde a la electricidad producida mediante células fotovoltáicas. Es una de las fuentes de energía con más posibilidades de desarrollo. Ahora, sin impuesto al sol, es la instalación de energía renovable más rentable a nivel doméstico en España. La energía solar es la que más está avanzando en los últimos años a nivel tecnológico. Es también la que está bajando más su coste de instalación y todo apunta a que se convertirá en la principal fuente de energía en el planeta durante la primera mitad de este siglo XXI.

Energía solar térmica

La energía solar térmica también aprovecha la radiación solar, pero en este caso transforman la radiación en energía calorífica. Puede utilizarse para climatizar edificios, producir agua caliente o para aplicaciones industriales. La energía solar térmica se aprovecha en instalaciones domésticas y en grandes centrales. 

La energía hidráulica 

Este tipo de energía aprovecha el movimiento del agua para producir energía eléctrica. Las grandes presas hidroeléctricas producen el 20% de la electricidad mundial. El ciclo del agua es inagotable, por eso se la considera una fuente de energía renovable. No obstante, cuenta con muchos opositores ya que la construcción de una presa suele suponer la inundación de grandes superficies de terreno, el cambio del medio natural de la zona y en algunos casos la desaparición bajo el agua de poblados o bosques enteros.

Biomasa

La biomasa utiliza materia orgánica como fuente de energía. ¿Q​​ué es la biomasa? Nos referimos a este término cuando hablamos de la materia orgánica que proviene de plantas, árboles y desechos animales susceptible de ser utilizada como fuente de energía. La biomasa resuelve el problema del tratamiento de los residuos desaprovechados del campo y el monte. Europa, en comparación con el resto del mundo, es sin duda donde más se usa y donde más se ha desarrollado y aplicado a distintas utilidades. A nivel doméstico podemos ver calderas que funcionan por biomasa, con briquetas obtenidas de residuos de madera. 

Principales beneficios de las energías renovables

Las energías solar y eólica se han convertido en dos piezas clave del suministro eléctrico. Son muchas las razones que sitúan a estas dos energías renovables como una apuesta segura para un futuro sostenible:

  1. Beneficios ambientales: son fuentes de energía autóctonas y tienen un bajo impacto medioambiental. 
  2. Energía duradera: las energías renovables son inagotables. En comparación con las energías fósiles, que son finitas y que por tanto, se agotan. 
  3. Genera empleo y mejora la economía: la mayoría de las inversiones en energías renovables se gastan en materiales y mano de obra para construir y mantener las instalaciones localmente. Esto genera empleo local y dinamiza la economía del país.
  4. Seguridad energética: gracias a la inversión en estos tipos de energía, se reduce la dependencia energética de un país, se fomenta la autosuficiencia y se mantiene una inversión económica que evita la importación de energía fósil de países extranjeros. 

En HogarSolar realizamos proyectos de energía solar fotovoltaica desarrollando trabajos de instalación de placas solares fotovoltaicas, así como el asesoramiento continuado durante el proceso. Si quieres hablar de renovables, ¡contacta con nosotros!

fuentes de energías renovables

Comparte este post en redes sociales

Artículos relacionados

¡Háblanos por WhatsApp!