Los electrodomésticos que más consumen

electrodomésticos que más consumen

Tabla de contenidos

Los electrodomésticos, junto con los sistemas de calefacción y refrigeración, son los aparatos que más intervienen en el consumo energético de una vivienda. Para poder ahorrar en la factura de la luz es importante conocer cuáles son los electrodomésticos que más consumen. 

El uso de los electrodomésticos condiciona tu factura de la luz. Es muy importante conocer cuánta energía consumen cuando los utilizas, y cuando no, y gestionar su uso para no malgastar energía y reducir el importe de tu factura eléctrica, ya que, en gran medida, el recibo de luz depende de la cantidad de kilovatios consumidos.

¿Cómo se calcula el gasto energético de un electrodoméstico?

Calcular el consumo de los electrodomésticos no es una operación excesivamente compleja. En principio, solo necesitarás saber cuál es la potencia eléctrica del aparato y cuál es el tiempo de uso que tiene

Energía consumida = Potencia eléctrica x Tiempo de utilización

Existen algunas herramientas, como el vatímetro, que te ayudarán a calcular la potencia utilizada por cada aparato de forma individual y su consumo de energía durante el periodo de funcionamiento. No olvides tener en cuenta que los electrodomésticos en stand-by también repercuten en tu factura de la luz. 

El coste de la energía cada vez tiene más peso en la economía familiar, sobre todo teniendo en cuenta la tendencia al alza del precio de la luz. Conocer los electrodomésticos que más consumen te permitirá realizar un consumo más eficiente y ahorrar en la factura de la luz. 

¿Cuánto consumen los electrodomésticos?

Cuando hablamos de los electrodomésticos que más consumen, lo primero que debes tener en cuenta es el tiempo que se utiliza cada uno de ellos. Según IDAE y el Eurostat, el consumo medio anual de los electrodomésticos que más consumen en un hogar español es:

Electrodomésticos que más consumen

Según este factor, el frigorífico es el electrodoméstico que más electricidad consume en la vivienda. Esto se debe principalmente a que está en constante uso, incluso en las segundas viviendas. 

¿Qué electrodomésticos consumen más energía?

Los electrodomésticos que están en constante uso, como es la nevera, son los que más electricidad consumen en la vivienda. En este sentido, es importante contar con electrodomésticos eficientes que posean una etiqueta energética de «A+++» o «A++».

La etiqueta energética determina unos estándares de eficiencia energética. Gracias a ella podrás identificar el nivel de eficiencia de tus aparatos eléctricos, siendo la “A” la más eficiente y la “G” la menos eficiente. Existen algunos electrodomésticos que están obligados a contar con esta etiqueta: 

  • Frigorífico
  • Congelador
  • Lavadora
  • Secadora
  • Lavavajillas
  • Horno eléctrico
  • Aire acondicionado

 

Nueva llamada a la acción

La eficiencia energética de estos aparatos influye directamente en su consumo, reduciéndolo a lo largo del tiempo en funcionamiento. Vamos a hacer un corto repaso de cada uno de los electrodomésticos:

Consumo de frigoríficos 

Como ya hemos mencionado anteriormente, el frigorífico es el electrodoméstico que más consume de una vivienda. Esto se debe en mayor medida al tiempo de uso, que a la potencia. Las neveras rara vez se apagan en una vivienda habitada todo el año. El congelador suele ir mano a mano con la nevera, y también está en constante funcionamiento. 

Pero ¿cuál es el consumo de los frigoríficos y las neveras? Aproximadamente el consumo anual de una nevera es de 662 kWh, lo que la sitúa en lo alto de la tabla de consumos. Este promedio está determinado por el tiempo de uso y por la compra de electrodomésticos de baja eficiencia energética. Según los datos de las etiquetas energéticas, un frigorífico A+++ o nevera A+++ (según las antiguas etiquetas) puede llegar a consumir menos de 200 kWh anuales.

De acuerdo con Red Eléctrica de España, las neveras gastan un 22% de la energía total de una vivienda. Este dato se traduce en un gasto anual de 83,98 euros para un frigorífico con clase energética C. Para poder ahorrar en la factura es recomendable que el frigorífico cuente con etiquetado energético eficiente y que disponga de potencia regulable.

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

¿Cómo ahorrar en el consumo de nuestro frigorífico?

Una de las recomendaciones más importantes y con mayor relevancia es la compra de un frigorífico con la etiqueta energética A+++ (o A según las nuevas etiquetas 2021). Mientras que el gasto anual de una nevera con etiqueta energética C es de 83,98 euros, un frigorífico A+++ tiene un gasto de 22,75 euros al año. Además, existen otros consejos que te ayudarán a no gastar de más utilizando el frigorífico:

  1. Mantener la puerta cerrada el máximo tiempo posible, evitando pasar demasiado tiempo con ella abierta.
  2. Introducir alimentos a temperatura ambiente, nunca calientes.
  3. Mantener la temperatura del frigorífico a unos 5 ºC, y del congelador a -18 ºC.
  4. Ubicar el frigorífico lejos del horno o la placa vitrocerámica.

Consumo de la lavadora 

Si te estás preguntando cuántos vatios consume una lavadora, deberás saber que es el tercer electrodoméstico en la lista de mayor consumo con 255 kWh anuales. Al igual que ocurre con la nevera, si dispones de una lavadora con etiqueta energética A, esta no debería superar los 180 kWh anuales. 

Una vivienda compuesta por cuatro personas pagará unos 51€ anuales por su uso. El 80% del gasto en energía de este aparato proviene del calentamiento del agua. Por este motivo, es aconsejable lavar la ropa a baja temperatura o con agua fría. Además, las lavadoras modernas tienen un programa «eco» que reduce el consumo de energía.

Consumo de un lavavajillas

En cuarto puesto, encontramos el lavavajillas, un electrodoméstico que supone al menos un 8,3% del gasto de una vivienda. Este porcentaje equivale a un gasto aproximado de 30 euros anuales. 

La mayor parte del gasto energético proviene, al igual que la lavadora, del calentamiento de agua. Este electrodoméstico también suele disponer de un programa “eco” que ayuda a ahorrar. Si bien es cierto que lavando a mano no gastarás electricidad, según la OCU, utilizando el lavavajillas gastarás 30 litros de agua menos que lavando a mano. 

Consumo de un horno eléctrico

El horno es un electrodoméstico esencial en cualquier cocina. Su uso corresponde a un 7% del consumo de electricidad de una vivienda y equivale a un gasto de 20 euros anuales. Se trata, entonces, del sexto electrodoméstico que más energía consume en una vivienda.

En este caso, también es importante cambiar los electrodomésticos antiguos, ya que la eficiencia de un horno eléctrico nuevo es mucho mayor que la de uno viejo. De hecho, llegan a consumir la mitad que un horno viejo. Otras recomendaciones útiles, como medida de ahorro, es apagar el aparato completamente para aprovechar el calor que acumula durante los últimos minutos de cocción de un plato y no abrir la puerta durante su uso.

Consumo de aire acondicionado

El aire acondicionado consume aproximadamente unos 16 kWh al día, lo que equivale a 480 kWh al mes. No obstante, no todas las viviendas cuentan con uno, y algunas cuentan con más de uno. 

El factor más importante, que lo sitúa en los últimos puestos de la lista, es su poca utilización. Los aparatos de aire acondicionado únicamente se utilizan durante los meses de más calor del año. No obstante, si tu aparato acondicionado tiene bomba de calor, también incrementará su uso durante los meses de invierno. 

Consumo de una placa vitrocerámica

Las cocinas pueden ser de dos tipos: vitrocerámica o de inducción. La inducción es mucho más eficiente que la placa de vitrocerámica convencional.  El consumo real de una placa de inducción está entre el 80 y el 90%, mientras que la vitrocerámica se sitúa alrededor del 50%. Por lo tanto, la placa de inducción consume un 30 o 40% menos que las vitrocerámicas, un hecho que se ve reflejado en la factura de la luz.

El consumo anual, calculando una hora de uso diaria, estaría en torno a los 420 kWh. El uso de este electrodoméstico no es constante. De hecho, cuando la placa está caliente, el fuego se apaga y mantiene el calor. 

Otros aparatos eléctricos

El resto de pequeños electrodomésticos o aparatos eléctricos, como el microondas, la cafetera, la aspiradora, la plancha, la televisión o los ordenadores, representan un 27% del gasto total de energía de una vivienda. La televisión es uno de los electrodomésticos que más incrementa la factura de la luz ¿Cuántas veces dejas la tele encendida sin hacerle caso? Nuestra recomendación, en este caso, es prestar atención a los hábitos de consumo de electricidad que puedes modificar. 

Además, durante este último año marcado por el teletrabajo, el consumo de los ordenadores se ha elevado hasta adquirir un gran protagonismo en las facturas de la luz. En este sentido, es importante apagar el portátil cuando no lo usamos, ya que a pesar de estar cerrado, sigue gastando energía.

Tabla consumo electrodomésticos

No todos los electrodomésticos consumen igual. No es lo mismo un lavavajillas que un televisor, pero tampoco todas las lavadoras consumen lo mismo. La manera más sencilla de saber cómo y cuánto consumen los electrodomésticos de los que dispones es mirar la etiqueta de eficiencia energética. 

Si no la tienes a mano o la has perdido, te dejamos aquí una lista de potencias estimadas y el porcentaje que ocupan en tu factura para que te puedas hacer una idea.

Electrodomésticos Potencia en kW Porcentaje
Frigorífico 662 22,40%
Congeladores 563 19,10%
Lavadoras 255 8.6%
Lavavajillas 246 8.3%
Secadores 255 8.6%
Horno 231 7.8%
TV 263 8.9%
Ordenadores 172 5.8%
Stand by 231 7.8%
Resto electrodomésticos 76 2.6%
Nueva llamada a la acción
electrodomésticos que más consumen

Comparte este post en redes sociales

Deja una respuesta

Artículos relacionados

¡Háblanos por WhatsApp!